El pan es un alimento básico de la dieta mediterránea, y durante siglos ha constituido la base de la alimentación muchas civilizaciones por sus características nutritivas y la fácil obtención de sus ingredientes. Forma parte del grupo de alimentos que constituyen la base piramidal de una alimentación equilibrada. Su composición más básica consiste en harina de trigo, agua, levadura y sal y gracias a ella cubre una parte importante de las necesidades diarias de energía y nutrientes de nuestro organismo.

No obstante, existen muchos mitos alrededor del pan. El más extendido es el de que el pan engorda y debe ser eliminado de las dietas de adelgazamiento. Error. Hoy en día existen una gran variedad de panes ente los que elegir, dependiendo de de las necesidades nutricionales y preferencias de cada persona. En el post de hoy te contamos algunos de las variedades de pan más consumidas y sus beneficios al organismo de la mano de Bekiasalud.

 

Pan blanco

Este es seguramente el más conocido y habitual. Dentro de los denominados “panes blancos” existen el pan de barra, el artesano o rústico, la baguette… Es un pan saludable, nutritivo y apetecible. Está compuesto por harinas de trigo, por lo que es perfecto para la mayoría de la población. Mucho mejor si es artesano y no es pre cocido.

 

Pan con salvado

No lo debemos confundir con el pan integral. El pan con salvado se hace con harina refinada a la que se le añaden fragmentos de salvado, y por tanto, sigue siendo un tipo de pan blanco, pero con un mayor aporte de fibra y misma cantidad de nutrientes. Ideal para personas con estreñimiento leve o moderado y a las que no les gusta el pan integral.

Fotografía: Territorio Chef

Pan de centeno

Es más compacto que el de trigo debido a que los cereales de centeno contienen menos gluten. Es de color oscuro, con un sabor relativamente amargo y una textura menos esponjosa. Tiene menos proteínas y grasas, pero más hidratos de carbono y fibra que el de trigo. Contribuye a mejorar la circulación de la sangre, pues contiene ácido linoleico, por lo que está indicado en casos de hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Disminuye la absorción de azúcares simples, por lo que es aconsejable para las personas diabéticas. Aporta al organismo nutrientes como la vitamina E y B, el fósforo, el zinc o el magnesio, por lo que es ideal para tratar la ansiedad.

 

Pan de espelta

Es una variedad de trigo que actualmente está muy de moda, sobre todo en la panadería ecológica. Es muy rico en fósforo, magnesio y calcio. Su consumo diario disminuye los niveles de colesterol y regula el metabolismo. Causa menores problemas alérgicos que el trigo.

Fotografía: Recetas Desbietas

Pan integral

Es el elaborado con harinas integrales, y por tanto, es más rico en vitaminas, minerales y fibra que el pan blanco, ya que se emplea harina producida a partir del grano de cereal completo. Contiene vitaminas del grupo B, muy buenas para el sistema nervioso, y minerales como el fósforo, calcio, magnesio y potasio, todos ellos muy importantes para las funciones nerviosas y del resto del cuerpo. Es muy bueno para prevenir el cáncer de colon, para tratar el estreñimiento y para personas con el colesterol elevado, pues la fibra que contiene ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre. Se recomienda a personas diabéticas porque mantiene los niveles de azúcar en sangre. No es aconsejable si se padecen alteraciones del tracto intestinal.

 

Pan de maíz

Está elaborado con harina de maíz, que no contiene gluten. Lo que lo convierte en la opción ideal para personas celíacas e intolerantes al gluten, pues el resto de cereales sí contienen gluten en menor o mayor proporción. Los carotenos del maíz protegen contra el cáncer, por lo que su consumo es también aconsejable a todo el mundo.

Fotografía: Demos la vuelta al día

 

Pan no leudado

Está realizado con los ingredientes habituales pero sin levadura. La masa resultante es más compacta y su digestión es más lenta, por lo que aporta un alto valor de saciedad, recomendable para la población en general, pero especialmente en personas a dieta. Algunos ejemplos de este tipo son: chapati, tortitas de maíz, pita… Puede dar lugar a digestiones más pesadas, por lo que no se recomienda en este tipo de personas.

Fotografía: Verdad Presente

 

 

 

En nuestra panadería Desavío de Cristo podrás encontrar una gran variedad de panes de excelente calidad. ¡Para todos los gustos!

Deja una Respuesta