El principal caballo de batalla de los padres y madres es la dieta que deben de seguir sus hijos. Si se quiere lograr una repercusión positiva en su crecimiento y desarrollo hasta llegar a la edad adulta, la alimentación infantil debe de ser variada y equilibrada para que aporte los nutrientes necesarios.

Se deben de evitar los alimentos ricos en grasas y en azúcares, algunos de los principales causantes de la obesidad infantil.

Seguir buenos hábitos alimenticios es muy importante. Y es que está más que demostrado que una buena educación alimentaria sirve para valorar la importancia que tienen alimentos como las verduras y la fruta.

Debemos hacerles entender que la bollería industrial y la comida rápida son perjudiciales para la salud. Las meriendas o el aperitivo del medio día debe consistir en fruta, lácteos o frutos secos.

Todas las raciones que se les proporcionen a nuestros hijos deben ser proporcionales a su edad. Los expertos en nutrición aconsejan las siguientes raciones:

  • 2 raciones diarias de pescado, huevos, pollo y legumbres.
  • 3 raciones diarias de leche, yogur, queso y aceite de oliva virgen extra.
  • 4 raciones diarias de pan, pasta, patatas y cereales.
  • 5 raciones diarias de fruta y verduras.

En relación con las bebidas es mejor optar por el agua, la leche y los zumos naturales, dejando de lado las bebidas azucaradas (refrescos, zumos de brick, etc.) para ocasiones muy esporádicas.

Es importante concienciar a tus hijos sobre la importancia de beber mucha agua, para estar suficientemente hidratados. Una media de 5-6 vasos de agua al día son más que suficientes.

También debemos priorizar un plato de comida casera por la ventaja de poder contar con las propiedades de alimentos naturales, en vez de sufrir el perjuicio de abusar de la comida ultraprocesada.

En los Mercados de Aljaraque y Corrales tienes a tu disposición alimentos sanos y nutritivos para una correcta alimentación infantil.

Deja una Respuesta