Es uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial, pero no siempre es fácil saber como cocinar la carne de manera adecuada. Según un informe anual sobre alimentación, solo en España consumimos 51 kilos de carne por persona al año. Si mirásemos los niveles de EE.UU este número se dispara hasta doblarnos: En Estados Unidos se han consumido casi 100 kilos de carne por persona en este 2018. Pero ésta solo resulta de verdad sabrosa para nuestro paladar cuando en su superficie se produce la llamada reacción de Maillard que es cuando los aminoácidos y carbohidratos reaccionan a temperaturas por encima de 120 ºC y se “tuestan”.

Por ello en el post de hoy te traemos de la mano de Phillips siete trucos básicos para cocinar la carne y que quede de restaurante de cinco estrellas.

1. Atemperar la carne

Todas las carnes agradecerán que las dejes a temperatura ambiente durante una hora antes de cocinarlas, para que estén a temperatura ambiente y no con el frío de la nevera. Así no se encogerán al freír ni salpicarán mucha agua, con lo que quedarán mucho más jugosas.

2. La sal al final del cocinado

Cuando cocinamos carne, es conveniente echar la sal al final, o al dar la vuelta a las piezas salando la parte ya cocinada, para que no extraiga el agua y reseque o se cueza la carne en sus jugos en lugar de freírse. Especialmente en carne a la barbacoa o a la plancha, nunca se sala de antemano.

3. Filetes más tiernos

Es conveniente espalmar la carne para romper sus fibras para que los filetes resulten más tiernos. Puedes hacerlo con una piedra o con un espalmador, un utensilio especial de madera o de metal que sirve para ese fin.

4. Mejores filetes empanados

Cuando quieras sorprender a tu familia con tus filetes empanados, prueba a utilizar en lugar de pan rallado una mezcla de kikos de maíz, copos de cereales, pan rallado y queso parmesano triturados. 

Verás cómo todos se quedarán encantados con el sabor que toman tus empanados y milanesas de carne. Utiliza esta mezcla de la forma habitual, pasando el filete por harina, huevo y por este preparado.

5. Guisos de carne más tiernos

Para que la carne quede más tierna, el mejor truco es darle el tiempo necesario de cocción, dejando que se cocine hasta que las fibras queden convertidas en una especie de gelatina que hará nuestro guiso meloso.

Puedes utilizar otros trucos en los guisos de ternera o de pollo, como añadir un poco de alcohol en la cocción (vino, brandy, cerveza son habituales en los guisos tradicionales) o poner un tapón de corcho a cocer con la carne, un truco tradicional que dicen que funciona siempre.

6. Carne asada en el horno más jugosa

Cuando hagas un asado de carne, es mejor tenerla más tiempo a baja temperatura (a unos 140º), que menos tiempo con el horno a 180 o 200º. Al cocinarla a temperatura inferior, la carne se cocina uniformemente y queda sonrosada y no con un color pardo en los bordes y rojo en el centro.

Procura cocinar la carne hasta que la temperatura en el centro de la pieza sea de unos 58-60ºC y obtendrás una carne en su punto. Para filetearla, es conveniente esperar hasta que la carne se enfríe para poder hacer las rodajas más finas y que conserven sus jugos.

7. Hamburguesas, filetes rusos, albóndigas y otros platos con carne picada

La carne picada se estropea muy rápidamente y además se oxida enseguida perdiendo su color rojizo para tornarse parda cuando está en crudo. Por ese motivo, es importante utilizar carne recién picada mejor que comprar la carne picada en el mercado.

 

 

¡Pásate por las carnicerías de los Mercados de Aljaraque si quieres comprar carne de primera calidad!

Deja una Respuesta